20 mar. 2014

Tajo de los Machos (3088m) a la segunda va la vencida.. S.Nevada.

Primer intento con Kiki.

Esta entrada se llama así porque la primera vez que la intente subir con mi buen amigo Kiki no pudimos. Ese día fue uno de esos en que la montaña no te deja subirla, y cuando esa situación se da, un retirada es una victoria.
Recuerdo ese día con una gran excitación por parte de ambos, pues era la primera vez que intentábamos coronar este pico asi que los sentimientos de fascinación confianza e inseguridad, se mezclan en estas ocasiones en las que no controlas el terreno, ni el recorrido. El recorrido partiría desde el área recreativa de Puente Palo remontando por el barranco de Río chico hasta el refugio del cebollar, pasando por las  Alegas y de ahí subir hasta El Tajo de los Machos, al menos esa era nuestra intención. Pero aún no sabíamos que nos depararía este día.
El Tajo de los Machos es un Pico que esta fuera de la Linea de los 3000, que es la que forma la línea divisoria de aguas, que junto a Cerrillo Redondo son unos tresmiles que forman un ramal separado de esta espina dorsal  y que su prolongación desde Elorrieta sería  el Tozal del Cartujo, Tajos Altos y por último el Caballo. No hay que confundir este pico con el Cerro de los Machos que se encuentra al lado del Veleta. En Sierra Nevada es bastante común que diferentes sitios se llamen igual o casi igual. como Chorreras Negras, Fuente fría, Cerro Pelado...
Salimos bien temprano a eso de las 5.30 quedamos en el la cafetería de la Isla, con un frío horrible y el cielo bastante cubierto, la noche anterior había llovido bastante y en esa mañana chispeaba un poco en Granada.
Nos dirigimos con el Balbino-movil (mi suzuki grand vitara) hacia Cañar y desde ahí teníamos que ir hacia Puente Palo desde donde supuéstamente partíamos hacia El tajo de los Machos.
Los dos ibamos maravillados con el paisaje de castaños enanos y al poco tiempo después de salir de Cañar el camino se encontraba cubierto de nieve. Lo que le daba al paisaje un aspecto de lo más invernal.
Al llegar a Puente Palo nos pusimos a preparar las mochilas, incluso echamos las raquetas por si encontrábamos grandes espesores de nieve de nieve, pues ese año fue uno de los que más ha nevado.


Buscando la subida al Tajo de los Machos

Empieza a nevar



En esta ocasión Kiki, se bajo un track de una ruta que había de llevarnos a esta cima. Comenzamos siguiendo el camino más evidente, pero nos sacaba del track, "¡por aquí no es!". Atajamos por medio de unos pinos hasta situarnos encima del track, que nos condujo a una ladera antes de llegar a la base del barranco de Río Chico. El track nos marcaba hacia la izquierda del barranco, pero algo no nos cuadraba, el refugio del Cebollar y las Alegas se sitúan en el otro margen del barranco, después de subir un "lomón como un demonio de grande", decidimos bajarlo y cruzar por abajo pues cuanto más subíamos más difícil veíamos cruzar a la otra vertiente.
"Lomón" como un demonio y que no para de nevar.


Después de unos cuanto años por fin he entendido que el track que se bajo Kiki nos subía al Tajo de los Macho pasando por Cerrillo Redondo y la vuelta la hacía por las Alegas, el itinerario contrario al que nosotros queríamos hacer.
Cuando llegamos a la base del barranco, se puso a nevar bastante, lo cual hizo que el paisaje cobrara aún más fuerza y pareciera más salvaje.

Decidimos meternos de lleno dentro del barranco, aún no sabíamos que estábamos encima de un río y que lo descubrimos en el momento que tuvimos que cruzar un puente de nieve que como te cayeras te ibas al río por el túnel que el agua había formado.
¡Cuiadín no te caigas!
El barranco estaba bastante empinado y cargado de nieve. Justo después de cruzar el tunel de nieve, Kiki se quedo un poco rezagado para descansar un poco pues el esfuerzo de remontar el barranco era bastante grande. Tras lo cual decidí aventurarme un poco más adelante con el fin de `poder vislumbrar la posible salida del barranco.
Apenas anduve veinte metros vi una espectacular cascada de agua y hielo, tras lo cual escuche un ruido seco, como de un crujido, justo apenas unos cinco metros por encima mía y una fisura que se había formado encima de una placa de nieve que si se hubiera caído nos hubiera metido en este enorme agujero sepultándonos debajo de un montón de nieve y en el cauce del río.


El corazón se me puso a mil pulsaciones por minuto, como esto se caiga de aquí no salgo, era la primera vez que pasaba por un situación en la que un alud podría haberme sepultado. Muy despacio y lentamente deshice mis pasos, y mire a Kiki llevándome el dedo a la boca pidiendo silencio, el me respondió con un "¡Que pollas pasa!. Le chiste para pedirle que se callará y que saliéramos de ahí lo antes posible. Una vez fuera de ahí le explique lo sucedido. Pues si esa placa se nos hubiera caído no creo que hubiéramos salido de ahí muy bien parados. Así que tras el subidón de adrenalina y que se puso a nevar más fuerte decidimos irnos a un bar a hincharnos de cerveza y celebrar que seguíamos vivos, pero con la espina clavada de volver aquí e intentar coronar esta montaña.
'Alé me voy al bar, enharinado como un boquerón!


Enlace del vídeo de este día.https://vimeo.com/69124112
...To be continued with Eloy.

Enlace del track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=4711271



MIDE
tajo de los machos
Horario6 h 13 min
Desnivel de subida1419 m
Desnivel de bajada1601 m
Distancia horizontal0.017 km
Tipo de recorridoCircular
Invierno
4
Severidad del medio natural
4
Orientación en el itinerario
3
Dificultad en el desplazamiento
4
Cantidad de esfuerzo necesario
30º
Pendiente de nieve muy probable


Segunda Parte

En esta ocasión me acompañaría Eloy, debutando por primera vez ambos como pareja montañera.
Este día las condiciones atmósfericas eran completamente distintas, a la anterior ocasión. Esta vez nos hizo un sol radiante y no había la nieve del anterior intento, esta vez  apenas había. Por dos motivos, la escasez de nevadas en este año y por otro era cara sur de Sierra Nevada, Aún así había hielo y nieve en zonas donde nos complicó el paso en alguna ocasión al atravesar por algunos pasos delicados.

En esta ocasión al igual que la vez anterior hubo momentos en los que no encontrábamos el camino más evidente, así que no equivocamos en un par de ocasiones a la hora de subir al tajo de los Machos. Pues una vez que cruzas el barranco de Río Chico la senda se pierde y hay que atrochar. En una de estas ocasiones tuvimos que cruzar unos veinte metros de fuerte pendiente cubierta de nieve y en la que tuvimos que desenfundar los piolets por si nos ibamos pendiente abajo.





Así que tuvimos que volver otra vez a la base del barranco y enfilar una fuerte loma para ver si desde arriba podíamos ver donde nos encontrábamos. Descubrimos a través del Gps que estábamos cerca de la loma que se sitúa entre Las Alegas y el Tajo de los Machos.
Así que tras intentar buscar el refugio del cebollar que, aún no lo he encontrado, subimos a las Alegas donde paramos para comer que estábamos muertos de hambre, y a tomar una cervecita. 
EL Tajo de los Machos quedaba demasiado cerca como para dejarlo escapar a pesar de estar algo cansado pues como nos equivocamos tantas veces anduvimos más de lo que debíamos. Así que sin pensarlo dos veces y por orgullo decidí subir para arriba.  Eloy me dijo que pasaba que se iba echar una siesta, que estaba muy cansado, ¿Que raro no? Eloy cansado y con sueño ;p 

Partí del collado en dirección el Tajo, pues esta vez no estaba dispuesto a dejarlo escapar, (por mis coj....) Salí a buen ritmo ya que no sabía qué tiempo emplearía en subir y bajar a esta cumbre. Mientras que subía me rondaba la cabeza si habría hecho bien en subir solo, ya que en montaña no es lo más
recomendable subir solo a pesar de que en principio no debía de tener ningún problema, nunca se sabe, a veces se pueden complicar las cosas. Lo que no sabía era que Eloy iba a seguir mi ascensión con su pedazo de cámara que tiene un zoom bastante potente.



Así que desde la cumbre a disfrutar de las vistas.

Vistas hacia el este
                       

Vistas hacia el oeste

Aquí en la cumbre me quedo con la satisfacción de haber podido coronar por fin este pico. La vuelta la hicimos por el cortafuegos que sube a las Alegas y después siguiendo el camino que nos llevaría a Puente Palo. No sin antes desviarnos y perdernos un poquito al seguir una acequia que nos desvió un poco del camino más evidente.
Aquí os dejo el vídeo: https://vimeo.com/72142531

1 comentario: