20 mar. 2014

Rutas por el Atlas (Marruecos): De Imlil a Refugio Toubkal


Dia 1 de Imlil al refugio toubkal.

Aquí os dejo el track que marque ese día: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=3339248


La noche anterior a la subida estuvimos negociando con Mohamed un guía local, y socio del RIAD donde nos alojamos, el guía el porte con la mula y el refugio. Tras el regateo oportuno (que coñazo) al final lo deja en 600 dirham. Esto incluía mula portadora, comida,  cocinero y guía. Quizás podríamos haber regateado más, pero sinceramente a mi me cansa.
A la mañana siguiente tras el desayuno a preparar la mochila para la subida y aquí surge el dilema; qué me llevo una mochila grande o dos, una de ataque y otra grande. No estoy acostumbrado a que me porten la mochila por lo que el tema de la logística lo llevo regular.
Así que una vez concluida la preparación de la mochila, por fin, entonces listos para partir.
El mulero, mula y guía nos esperaban en la puerta del RIAD, cargamos las mochilas en la mula. Aunque no estábamos muy seguros si iríamos con la mula cerca para tener a mano la mochila con agua y comida. Y decido al final cargar las dos mochilas en la mula pues nos aseguro que salvo al principio la mula iría cerca de nosotros.
Por fin empezamos a andar, el resto del grupo del viaje se despiden de nosotros como si fuéramos héroes valientes, la admiración de sus caras me produjo una mezcla de sentimientos entre sorpresa y orgullo.
Al salir de Imlil atravesamos varias pedanías anejas a Imlil entre ellas la de nuestro guía Rashid, que se encuentra con su madre que ha salido a despedirse de él.

El sendero para salir del pueblo atraviesa varios puestos o tiendas de recuerdos, que nos saludan afablemente y nos invitan a que pasemos y veamos su tienda. Rashid nuestro guía nos enseña en una vía de escalada o mas concretamente una reunión donde una de las chapas donde se debía de formar la reunión se mueve, como para fiarse me pregunto a mi mismo.
El camino hacia el refugio una vez que hemos salido del pueblo discurre por dentro del valle de Imlil, el cual se encuentra el río que o forma.



Desde el interior del valle las vistas no pueden ser mas esplendidas; los primeras montañas repletas de nieve, el río, los huertos, las parcelas agrícolas y un día insuperable.
Cruzamos el río e iniciamos la subida zigzagueante por el sendero, no hay ninguna indicación, ni señal que nos indique la dirección del refugio. Al cabo de un rato durante una parada para tomar aire oímos un ruido ensordecedor debido a un desprendimiento de rocas por una ladera, que a más de uno nos puso el vello de punta y dando gracias de no estar en el lugar del desprendimiento.
Al principio del valle el lugar me recordó por algunas similitudes a la Vereda de la Estrella, salvando las distancias, con su Alcazaba al fondo, pero esta vez seriían los primeros 3000 de la cadena del atlas, la diferenciaes el color de la tierra, una arcilla de color rojo.
Las primeras nieves.
Grupo de la ascensión
LLegamos a un puestecito colega de nuestro guía, parada que aprovechamos para tomar te y tomar un poco de aire. Después de la oportuna parada continuamos hasta el santuario de Sidi Chamahorouch. Situada al pasar un puente que atraviesa un torrente de agua. Se trata de un lugar sagrado donde vive una especie de santón al que acuden los fieles desde un lugar remoto
La gran roca pintada deja espacio bajo ella para una gruta en la que pernoctó Sidi Chamharouch y que se ha completado con un recinto de paredes ortogonales que completa el espacio construido. Al lado de la gruta una fuente sagrada, con una pequeña bañera en la que se recoge el agua dentro de dos pequeñas habitaciones que los peregrinos usan para lavarse abandonando las ropas con las que se bañan para librarse mejor de los males que han venido a quitarse.

Según cuenta la leyenda Sidi Chamharouch es el rey de los genios, teniendo la apariencia de perro negro por el día y de humano por la noche.
La aldea la atraviesa el rio Assif n´lssougouane, cruzamos un puentecito para llegar a la aldea, donde hay varios tenderetes de souvenirs y demás recuerdos. Aquí nos salio un lugareño  con una chaqueta de Cetursa (que habla un poco de español). Se presenta como Omar, y como no, nos invita a que pasemos a su tienda y que le compremos algo. Le digo que no,  que a la vuelta, me hace prometer que me pase por allí. 
En esta aldea nos señala Rassid, que un hombre en un tejado blanco de una casa y nos dice que el lugar es sagrado y curativo, dicho hombre no puede salir de esa aldea porque cada vez que sale enferma.
Al final de la aldea esta la mezquita, y la famosa piedra blanca a la que se le atribuyen poderes mágicos o curativos. Al otro lado del puente hay un cartel que indica que aquellos no musulmanes tienen prohibida la entrada, para proteger dicho acceso varios lugareños parecen que hacen turnos de guardia junto a ala entrada del puente. 
Salimos de la aldea por el sendero en forma de zig-zag marcado sobre la nieve debido a la subida

de personas que suben hacia el refugio y también al riachuelo que ayuda a a que se forme dicho sendero y que discurre por él.
Conforme avanza la mañana el cielo se va nublando cada vez más. Las vistas no pueden ser más espectaculares, rodeado de montañas, paredes de piedra, cataratas y en el fondo del barranco el rió que lo va haciendo.Un par de puestecitos más nos encontramos antes de llegar al refugio. 





























Os pongo unas cuantas fotillos para que veais el lugar.

































Aquí os dejo un vídeo para que os hagáis una idea de como fue el día:
https://vimeo.com/70517881



































































No hay comentarios:

Publicar un comentario