16 abr. 2014

Pico de Jerez (3088m), Puntal de Juntillas 3140m) y Cerro Pelado (3182m) Sierra Nevada.

Primer intento. 30-03-2012
He decidido incluir esta primera aproximación porque el buen rato que eche junto a mis colegas de fatigas Kiki y Antonio porque se aprende más de los fracasos que de los triunfos.. En esta ocasión se trataba de una preparación previa mi subida al Toubkal pero por problemas  o circunstancias que no vienen al caso no pudimos subir, aunque de esta experiencia nos sirvió como una buena preparación para montar rapel, que a la montaña hay que subir con una buena preparación física.
En esta ocasión me acompañaron Antonio y Kiki, ya que los tres teníamos muchas ganas de coronar el Picón por el barranco del Alhorí.
He de decir que por estas fechas sino recuerdo mal era Marzo, en este año la sierra por estas latitudes se encontraba bastante floja de nieve por lo que menos mal que nos llevamos las zapatillas para llegar a la aproximación del barranco que si suele tener nieve. Nuestra sorpresa fue que la entrada del barranco se encontraba pelada de nieve, y tan solo había nieve en un barranco paralelo al alhorí.
 Así que como tenía unas ganas locas de subir por corredores le tire solo, pues estaba harto de pisar la tierra. Por lo que quedé con ellos en encontrarnos un poco más arriba. En este pequeño venstisquero la nieve se encontraba bastante dura; perfecta para cramponearla.


 Mi sorpresa fue que conforme subía la nieve se iba transformando en nieve primavera, y que la pendiente aumentaba considerablemente, por lo que hubo un momento que lo pasé regular, y me iba maldiecendo a mi mismo ("pa que coño te has metido en este berenjenal que te vas a pegar un cepazo que no veas" me iba rezando a mi mismo). Menos mal que todo quedo en un sustillo de esos que te ponen el corazón a mil por hora y que te hacen sentir vivo.
Una vez superadas las dificultades de mi peculiar escapada me encuentro con Kiki y Antonio, en la parte alta del barranco, iban resoplando y un poco fatigados por el pedazo de "repechaco" que acaban de superar.
 Tras intercambiar las palabras justas decidimos continuar, hacia arriba aunque sopesando la hora pues como tuvimos problemas en llegar a la base del barrranco se nos estaba echando la hora encima. Por lo que intento subir marcar un ritmo un poco alegre (como las balas), pero aun así en la base del Ventisquero del carbón decidimos o más bien me convencieron sabiamente para desisitir, mientras que una especie de cabra zombie se nos acerco para que le diéramos bocadillo y vino.


 Por lo que empezamos a trazar una diagonal perpendicular al barranco buscando el paso que lleva hacia la piedra de los ladrones.
Como los tres somos unos fenómenos especialmente yo, nos equivocamos y empezamos a bajar antes de tiempo, metiéndonos en un pedazo de barranco que ni "palante" ni para atrás. Y cuando lo dábamos todo por perdido "ale-hop" nos encontramos un puente de roca y decidimos montar un rapel, poniendo un trozo de cordino con una cuerda para bajar (ole nuestra polla, sin mosqueton ni nada) y ale para abajo.




 Tiro para abajo y se me queda parte de la cuerda enganchada en una roca. Un prusik y para arriba a recuperar la cuerda. Una vez que bajamos los tres aún nos quedaba parte de del barranco sin crampones para "habernos escacharrado para abajo". Menos mal que no nos paso nada, eso si Kiki iba echando pestes por la boca y Antonio y yo riéndonos un poquito de la situación, jejeje...
Así que decidimos irnos al bar y a beber cerveza. Otro día será. Lo que yo no sabía era es que iba a tardar dos años en volver a intentar una invernal al Picón.
Continuará...



Segundo intento

Enlace del track: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6588343


En esta ocasión todo apuntaba que se iba a poder subir al picón en muy buenas condiciones meteorológicas (salvo por el viento en la cumbre que lo daban por encima de 70-80 km/h, salimos bastante temprano y en compañía de Clara.

El acceso en coche hasta el refugio del Postero Alto estaba sin huelo y  sin nieve. por lo que llegamos al refugio sobre las 8 de la mañana, con todo el día de por delante y con la ilusión de estrenar mochila y gafas de sol., jejeje...Así que a buscar la base del barranco del Alhorí.
Como no había nieve progresamos bastante rápido, salvo porque nos desviamos un poco hacía una cota más alta y tuvimos que atravesar un par de borreguiles completamente congelados.
Una vez que llegamos a la base del barranco todo apuntaba que iba a ser una magnífica ascensión. Nieve dura y bastante helada, perfecta para crampones y avanzar rápido puesto que mi idea era no solo coronar el Picón sino hacer un triplete junto con el Puntal de Juntillas y Cerro Pelado.
El barranco estaba espectacular lleno de nieve dura casí hielo lo que nos hizo disfrutar en las pendientes más fuertes.


Poco a poco fuimos llegando al Ventisquero del Carbón con las impresionantes vistas que nos ofrecía desde dentro y fantaseando sobre la cantidad de corredores y posibles ascensiones alternativas que había en este lugar. ..



Hicimos una paradita corta para picar un poco para poder afrontar esa inmensa loma con una pendiente considerable y que con las condiciones de nieve dura había que tratarle de "usted" y con cierto respeto.

Un poco antes de llegar a la cresta que nos llevaría  a la cima del Picón, mientras esperaba a Clara escucho un ruido seco y ronco como un crujido, lo que me hizo poner mis sentidos al 100%, pues la pendiente, la cantidad de nieve y la posible heterogeneidad las capas debida a la lluvia del día de antes  no eran buenos augurios o condicionantes para que no se provocara  un posible alud. Me quedo quieto intentando localizar el lugar de donde viene ese sonido hasta que me doy cuenta que debajo de toda la nieve estaba corriendo un arroyo que iba derritiendo el hielo y lo hacia crujir -menos mal-.

Conforme íbamos acercándonos a la cuerda de los 3000, el hielo verglás del suelo era muy irregular y bastante duro por lo que caminar sobre él se hacia muy penoso, además el viento arreciaba con fuerza por lo que la sensación térmica era muy baja.  Pero nada de eso nos podía quitar la sensación de triunfo al haber subido y el inmenso regalo de esas magníficas vistas desde el lado oriental de los 3000.




Continuamos por la cuerda hasta el puntal de Juntillas. Con cada paso que dábamos las vistas y la perspectiva cambiaba. Ya solo quedaba Cerro Pelado. Clara decide ir hacia la Piedra de los Ladrones pues tenía los pies un poco doloridos por caminar por este penoso Verglás , así que decidimos vernos allí.
Conforme Conforme avanzaba hacia Cerro Pelado iba entendiendo el motivo de su nombre, pues soplaba un fuerte viento que a veces tenía que parar para poder continuar ya que me desequilibraba bastante.

Una vez hechas las fotos de rigor, fuí al encuentro con Clara , no sin imaginar lo que tiene que ser un ascenso con esquís al Juntillas desde el puerto de Trevelez así que a planear la próxima aventura con los esquís.
La piedra de los ladrones estaba escupida en hielo dándole un aspecto glaciar fantástico.
 La pobre Clara al esperarme estaba también congelada pues el viento no daba tregua y parecía soplar por todas partes. 
Una vez picoteado algo, sin más tregua ajamos por el cortafuego buscando los lugares con menos nieve para poder quitarnos " los pinchos" y descansar los pies para bajar mas rápido.

Aquí os dejo el enlace del vídeo de este día:

1 comentario:

  1. Si pestes por la boca. Pero a decir verdad, son estas experiencia las que te enseñan a pasar las dificultades que te encuentras en la montaña, que al igual que las que te encuentras a lo largo de tu vida aprendes a sortearlas. Gracias Balbi, por ser compañero de cordada.

    ResponderEliminar