12/4/2013

Material de esquí de travesía.



MATERIAL


El material  que se usa  en el esquí de montaña se diferencia un poco del que se utiliza en el esquí Alpino, bastante del que se utiliza en el esquí de fondo y se complementa con el que utilizamos en el alpinismo.

Tablas: se suelen diferenciar con respecto a las tablas de esqui alpino en que las de travesía suelen ser algo más ligeras y flexibles aunque sin perder firmeza.
En comparación con las de fondo las de travesía son más pesadas y robustas, y con cantos de acero. Se tiende a buscar equilibrio entre la ligereza, polivalencia y robustez.
En cuanto a la forma hay quienes prefieren tablas con más carvin, para una mejor conducción sobre todo en nieves hondas y pesadas y otros que las preferimos más rectas (aunque tiendan a desaparecer) para ganar agarre en las medias laderas heladas. Para gustos colores.
Normalmente se aconseja una longitud entre 5 y 35 cm por encima de la altura del esquiador para el esquiador experto (unas tablas altas ganamos  en velocidad y estabilidad) un tanto menor para el debutante para ganar en maniobrabilidad. Yo prefiero ganar maniobrabilidad a velocidad.
Hace unos años había un detalle “cojonudo” pero que actualmente ha caído en desuso pues conforme han avanzado esta modalidad deportiva se ha alejado de sus comienzos alpinistas, tendiendo hacia la competición. Me refiero a un pequeño agujerito situado en la punta de las espátulas, y que su función era de de pasar un cordino para recuperarlos por si los enterrábamos en la nieve como anclaje.







Fijaciones: es el elemento que mantiene unida la bota con el esquí, quedando la talonera libre
en el ascenso y fijada en el descenso.
Hay numerosos modelos, algunos de máxima seguridad y más peso (muy recomendados para la práctica alpina) y otros de menor peso y seguridad (recomendados para la competición).
Han de reunir las siguientes características: seguridad, robustez, comodidad, amplio ángulo de giro del talón, materiales que soporten temperaturas extremas.
Es muy importante ajustar su tensión según el nivel de esquí, peso y condiciones de la nieve, siendo la regulación un trámite fundamental para evitar accidentes.
Es muy útil que las fijaciones tengan o permitan acoplar alzas, para el talón, que sirven para disminuir la inclinación de la pendiente y permiten afrontar recorridos más directos. Y que cuando vayamos a ponerlas lo hagamos con un poco de antelación y que se puedan poner fácilmente con el bastón.
Es muy útil una correa o cordino que una el esquí o fijación con la pierna del esquiador, que tiene la misión de retener a la tabla cuando salta la fijación e impedir que acabe deslizando ladera abajo y que podamos localizar el esquí en nieves profundas.












Cuchillas: son los crampones de los esquís. Son unas placas metálicas que permiten la
progresión en terrenos de nieve dura o helada. Existen dos tipos, fijas al esquí o a la placa de
la fijación. Las primeras ofrecen una mayor seguridad, ya que están permanentemente en
contacto con la nieve, pero también una mayor resistencia al avance. Las segundas posibilitan
un avance más rápido, ya que sólo contactan con la nieve cuando el pie está horizontal, a
costa de una menor seguridad, cuando las utilicemos las debemos usar sin las alzas puestas.
La elección de un modelo de fijación determinará normalmente uno u otro tipo de cuchilla.

 










Piel de foca: Que nadie se asuste, se trata de una larga tira de material sintético que se pega a la suela del esquí y permite la progresión en subida sin deslizarse hacia atrás. Actualmente todas son adhesivas, y debe escogerse aquellas con poca absorción de agua (nos evitara que se formen zuecos), mayor adherencia a la nieve cuando no deslice, anchura sea inferior a la suela de la tabla  para que sea efectivo el canto metálico, y que enganchen por tensor delantero y gancho trasero.
Es útil para evitar que la nieve se enganche a ellas y forme los molestos panes de nieve llevar alguna cera o mejor aún, una vela, y encerarla cuando las condiciones lo requieran. O impermeabilizarlas.





Botas: aquí cada usuario deberá primar a la comodidad en el ascenso y progresión (escogiendo unas botas blandas y ligeras) o bien un mayor agarre para el descenso (escogiendo unas más rígidas). Las suelas deben ir equipadas de suela Vibram y el botín ser caliente y confortable. En las primeras salidas las mismas botas de esquí alpino pueden servir, siempre que durante el recorrido no haya que descalzarse y caminar por terrenos difíciles.

A veces cuando estrenamos las botas nos salen rozaduras, para evitar este problema hemos de usar unos calcetines antirozaduras o proteger las posibles zonas en las que nos pueden salir como talones  e interior del pie con esparadrapo la noche de antes.

Bastones: cuanto mas altos mejor en las subidas, esto nos permitirá mayor impulso. Deben ser
robustos y ligeros, con mariposas anchas para la nieve honda y correas de seguridad para la
muñeca. Los bastones telescopios son extremadamente cómodos para
transportar y muy adaptables en los distintos terrenos, aunque si no tenemos podemos usar unos de de esquí de fondo, con el inconveniente de su transporte y que no podemos usar sus mariposas para subir las alzas.



Si vais a adquirir material antes os recomendaría que probaseis en las primeras salidas con material alquilado o prestado a un amigo, y con la experiencia que se vayáis adquiriendo veréis que material adaptan a vuestras características y necesidades.
Os aconsejaría que empezarais con unas tablas polivalentes, seguras y maniobrables. Que no os gastéis mucho dinero y que si sois pobres como yo con unas de segunda mano que no estén reventadas, o unas de alpino que pilléis por ahí, pues si al final decidís compraros unas de alta gama, o “poyuos” como decimos aquí en Granada, podréis vender los  primeros que os comprasteis de segunda manos, casi por lo que os costaron. Y si luego no subís por circunstancias de la vida, no habréis perdido mucho dinero.
Os doy este consejo, porque mis comienzos en el esquí de travesía fueron con unas tablas de alpino pequeñas que cogí de un contenedor y unas fijaciones Silveretta 500, de las que usaba el ejército. Y esta combinación fue perfecta para aprender a esquiar fuera de pista, también aprendí a valorar el material y que no se es mejor esquiador porque lleves unos esquís tope de gama. Creo que los comienzos siempre han de comenzar desde la humildad y la sencillez. Ya habrá tiempo de mejorar en material.


Ropa: recomiendo vestir por capas (igual que en montaña). Si tenéis alguna duda sobre como vestir por capas consultar http://elalpinistabobo.blogspot.com.es/2012/06/iniciacion-al-montanismo.html
 Especial atención a los calcetines, que sean calientes, transpirables y anti-ampollas. Evitar llevar dos calcetines porque suelen producir rozaduras y ampollas por el roce. Unos pantalones flexibles o mayas térmicas de primera capa es lo más cómodo.

Material personal: casi es el mismo que el utilizado en el alpinismo invernal, aunque hay dos cosas casi fundamentales, el esparadrapo para evitar rozaduras y cinta americana para arreglar cualquier cosa.
Según el tipo de ascensión no deben olvidarse el piolet y los crampones (¡ojo! comprobar su
adaptación a la suela de la bota). Para ascensiones de varios días y de mayor dificultad habrá
que valorar la necesidad de llevar cordino o cuerda, arnés, mosquetones, tornillos de hielo,
cintas, casco, pala para la nieve y ARVA (aparato para el rescate de las víctimas de avalancha), brújula, gps…
La mochila debe tener previsto un sistema para atar cómodamente los esquís.

Aquí os dejo un check list que hice, y como tal ha de ser flexible y no tiene porque ser el mejor.

Mochila invernal esqui de travesía.


Material
Lo llevo
No hace falta
No lo tengo
Gafas de sol



Gafas de ventisca



Guantes de forro polar



Guantes impermeables



Gorro



Braga



Calcetines de recambio



Camiseta de recambio



Crampones



Toalla bayeta



Polainas



Piolet Pala



GPS



Bastones



Casco



Protector solar



Protector de labios



Cámara de fotos



Silvato



Tripode



Mapa



Frontal leds



Esquis de travesia



Pieles de foca



Cuchillas



Cinta americana
Esparadrapo




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada